SANDOR MARAI




     ¡Y pensar que hasta hace algún tiempo no tenía ni idea de que existía este escritor! No es tan extraño porque hace relativamente poco que es conocido en nuestro país... Lo cual puede ser por dos razones: Porque escribe en húngaro, incluso cuando vivía exiliado en Estados Unidos seguía escribiendo en su idioma natal, y además estaba censurado en su propio país, y desde luego su estilo no es el típico de los "best sellers", quiero decir que Marai hace "literatura" de verdad; en fin, aunque yo no sé húngaro y no puedo valorarlo en los originales, si las traducciones alcanzan tal nivel de calidad, seguro que, sin quitar mérito a los traductores, deben de deberle bastante a los originales en húngaro.


     Yo empecé por "El último encuentro" y me quedé impresionada por todo, por el argumento, por el modo de desarrollarlo, por el estilo artístico fabuloso, por el análisis introspectivo de los personajes, por las descripciones, por los diálogos... En fin. Impresionante. Me lo leí de un tirón y se me hizo corto. Así que busqué más.

     Y lo que se me puso a mano fue "Divorcio en Buda", que no me decepcionó para nada.

          Luego vino "La mujer justa" una maravilla, con perspectivismo de los personajes que cuentan la historia cada uno desde sus propias vicisitudes , con su punto de vista personal; y en este tercer libro de Marai comprendí algo que ya había experimentado sin ser consciente de ello en los anteriores, que yo no podía quedarme indiferente, es decir, Marai te toca, te mueve, te conmueve, te revuelve por dentro, te desestructura toda tu perspectiva de la vida y luego te la recoloca, y te vuelve a revolver hasta dejarte convulso y renacido de una experiencia emocionante.

     Para leer a Marai no sólo hace falta mente, sobre todo hace falta corazón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MARIAN KEYES (continuación)

EL PROFESOR de Frank McCourt

EL NIÑO CON EL PIJAMA DE RAYAS